De un mordisco, concejal del Magdalena, le arrancó un dedo a un contratista
De un mordisco, concejal del Magdalena, le arrancó un dedo a un contratista
Cortesía
10 Abr 2020 08:45 AM

De un mordisco, concejal del Magdalena le arrancó un dedo a un contratista

Estefany María
Rodríguez Flórez
@rfperiodista
La discusión inició en redes sociales, donde el concejal señalaba supuestas irregularidades en la entrega de alimentos durante la cuarentena

Lo que comenzó como discusión virtual, se convirtió en un penoso espectáculo que protagonizó un reconocido concejal y ex aspirante de la alcaldía de Algarrobo, quien a través de varios vídeos en redes sociales denunció malos manejos en la entrega de alimentos para la cuarentena.

El concejal Jaider izasa, señaló al contratista de la alcaldía Holmán contreras de corrupción, situación que motivó un encuentro, donde sin mediar palabra los funcionarios se fueron a los golpes.

Lea además: En Antioquia 63 personas se han recuperado de COVID-19

En medio del altercado,  el concejal mordió en el índice derecho al contratista, quitándole  casi por completo la falange, mientras el concejal  resultó con varios golpes en el rostro.

“Este concejal siempre ha tratado de desvirtuar todas las cosas positivas que se hacen al municipio, y ahora a través de un video se dirigió al funcionario y luego en la tarde llegó hasta su casa y comenzó a ultrajarlos y  a provocarlos,  y se fueron a los golpes, allí mordió su dedo,  se lo cortó. Aseguró, la alcadesa del municipio Liceth Prieto.

También puede leer: Gobierno financiará nóminas de trabajadores afectados por crisis del coronavirus

La alcaldesa anotó también, que desde el inicio de su campaña para la alcaldía del municipio el ahora concejal inició una campaña de desprestigio en su contra, bajo la misma estrategia de publicar vídeos con supuesta información falsa.

El funcionario que perdió el dedo interpuso una demanda ante la fiscalía, quienes además de las lesiones personales de las que fue víctima el funcionario, deberán determinar su hay corrupción en la entrega de alimentos para la población más necesitada de esta comunidad del Magdalena.