Capturan a integrantes de Los Mexicanos en Chocó
Policía Nacional
18 Ago 2022 07:18 AM

Cayó alias Mi Pez, presunto cabecilla de 'Los Mexicanos' en Chocó

Danilo
Arias Henao
@viniloarias
Por el capturado las autoridades ofrecían una recompensa de $70 millones.

La Policía Nacional confirmó en las últimas horas un nuevo golpe en contra del grupo delincuencial Los Mexicanos, que delinque en el municipio de Quibdó, departamento del Chocó.

Uniformados del Gaula llegaron hasta el barrio San Martín donde se realizó un allanamiento que permitió la captura de un hombre identificado como alias Mi Pez, quien sería el cabecilla de este grupo delincuencial. El capturado es señalado de ordenar el cobro de extorsiones en contra de comerciantes, empresarios, transportadores y ciudadanos en esta zona del país. 

Le puede interesar: Salvamento minero extraería vía aérea el cuerpo de uno de los mineros desaparecido en Buriticá, Antioquia

Mi Pez había sido catalogado por las autoridades como un objetivo de alto valor tras cinco años de trayectoria delictiva. Según el coronel Juan Miguel Thiriat, director del Gaula, en julio del 2022 el capturado había estado por unos días en la ciudad de Medellín ocultándose del cerco que las autoridades habían puesto sobre él, y tras su regreso asumió el liderazgo de este grupo criminal.

La captura de Mi Pez se suma a las de Siete, Simón y Natalito, quienes figuraban en el cartel de los más buscados por la Policía en Chocó.

Durante las mismas acciones, en el barrio Medrano de la misma ciudad, capturaron a otro miembro del grupo delincuencial conocido con el alias de Erick, encargado de llevar a cabo extorsiones, hurtos y homicidios selectivos para mantener el control territorial. 

Lea también: Concejo de Medellín aprobó vigencias futuras por cerca de $700.000 millones

Sobre los actos ilegales de estos capturados se habían interpuesto más de 300 denuncias de personas que manifestaron venir siendo objeto de amenazas, atentados a través de disparos y artefactos explosivos contra sus viviendas y establecimientos comerciales, además de extorsiones producto de las cuales recaudaban hasta cien millones de pesos mensuales.