Por el desbordamiento del río Chigorodó, varias familias perdieron sus cultivos y enseres.
Por el desbordamiento del río Chigorodó, varias familias perdieron sus cultivos y enseres.
Cortesía: Dapard.
27 Abr 2019 12:28 PM

Por incremento de caudales declaran alerta en ríos de Antioquia

Maira
Arbeláez Camaño
@maiarbe
Más de mil personas resultaron damnificadas por el invierno en el departamento.

Los ríos Cauca y Medellín están en alerta naranja por altos niveles en sus caudales tras el incremento de las fuertes lluvias en esa parte del territorio nacional. Las regiones de Urabá, el suroeste y el Valle de Aburrá, están bajo monitoreo constante por parte de las autoridades de gestión del riesgo.

El coordinador de Manejo de Desastres de Antioquia, capitán René Bolívar, confirmó que 1.120 personas han resultado damnificadas durante la temporada invernal en el departamento. Los municipios de Urrao y Chigorodó son los más afectados.

Según el reporte del Departamento de Gestión del Riesgo, 76 municipios antioqueños tienen algún tipo de alerta por deslizamientos de tierra en zonas inestables y de alta pendiente y por crecientes súbitas en ríos y quebradas.

Lea también: Cuatro personas desaparecieron por creciente súbita de quebrada en Andes Antioquia

Cabe mencionar que por un aguacero que se prolongó durante diez horas en Chigorodó, seis veredas de la zona rural se inundaron y 140 personas resultaron damnificadas.

El coordinador de Gestión del Riesgo de Chigorodó, Manuel Vásquez, confirmó que en la zona no ha parado de llover, por lo que temen que se registren nuevas emergencias

Le puede interesar: Emergencia en Medellín por el desbordamiento de la quebrada Santa Elena

El río León a la altura de este municipio, se mantiene en alerta naranja por altos niveles en su caudal. Las calles, viviendas y cultivos quedaron bajo el agua, el lodo y basuras, por lo que la comunidad está a la espera de ayudas.

La ruptura de 50 metros del jarillón que protege esta zona, se encuentra en riesgo ante nuevas lluvias, por lo que están a la espera de ayudas y maquinarias para taponar el daño.