Metro de Medellín
Metro de Medellín
Wikimedia Commons
23 Jun 2019 01:14 PM

Listo dispositivo de seguridad para la Asamblea de la OEA en Medellín

Johanna
Ramírez Gil
@johannarami
Unos 1.400 policías custodiarán a los delegados y visitantes.

Un grupo de 890 policías de Bogotá llegó a Medellín, para reforzar la seguridad durante la Asamblea General de la OEA, que comenzará este miércoles. Se sumarán a los 500 uniformados del Área Metropolitana y a los escoltas de las delegaciones.  En el aeropuerto José María Córdova y Olaya Herrerá, hay oficiales brindando información a los pasajeros. 

El comandante de la Policía Metropolitana, general Eliécer Camacho, aseguró que los delegados de los 35 países miembros de la OEA contarán con caravanas para movilizarse. Se espera el arribo de mil 500 personas, entre cancilleres, diplomáticos y periodistas.

"890 policías que han llegado como apoyo a la ciudad de Medellín. Expertos en antiexplosivos, turismo, vigilancia, seguridad ciudadana. Hay unas caravanas importantes para cada uno de sus mandatarios y delegaciones. Vamos a estar cubriendo los aeropuertos y hoteles. En cada sitio donde haya evento, tendremos un oficial encargado", señaló.

Más información: Almagro dice que Duque ha hecho todo por mantener la paz

Cerca de 400 periodistas cubrirán la Asamblea General de la OEA, muchos de ellos, vienen de otras ciudades y países. "Para los medios de comunicación, hay una acreditación especial como un sistema de seguridad. Estamos trabajando para que haya ninguna afectación terrorista ni agresiones contra los funcionarios", puntualizó el alto oficial.

La seguridad se extenderá los hoteles recomendados por la organización para el  hospedaje de los visitantes. La mayoría está ubicada en el barrio El Poblado, cerca de Plaza Mayor, donde serán las sesiones de la Asamblea.

Lea además: Recuperan vehículo de OEA hurtado por disidencias de Farc en Cauca

La OEA tiene un estricto manual  para los participantes. Por ejemplo, durante las asambleas o reuniones debe primar el respecto, independiente de la nacionalidad, raza, postura política u orientación sexual. No se pueden llevar banderas ni pancartas. El evento busca propiciar un diálogo entre la sociedad civil y los Estados Miembros.