La cárcel Bellavista de Bello está sin energía
La cárcel Bellavista de Bello está sin energía
Cortesía
5 Ago 2019 11:46 AM

La cárcel Bellavista de Bello está sin energía

Maira
Arbeláez Camaño
@maiarbe
El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario reforzó la seguridad para evitar la fuga de internos.

La cárcel Bellavista de Bello, Norte del Valle de Aburrá, completa 48 horas a oscuras. Un daño, aún no identificado, hacen que el penal esté sin el servicio de energía. 

Por esta razón, el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, reforzó la seguridad para evitar la fuga de presos o alteraciones en el orden interno del centro penitenciario.

El presidente del sindicato de guardianes del Inpec, dragoneante Luis Alberto Pinzón, dijo que con la planta eléctrica están alumbrando el exterior de la cárcel, específicamente la puerta principal para garantizar la vigilancia del penal y evitar posibles fugas.

"La afectación es en el 100 por ciento del centro carcelario, con el apoyo de la planta eléctrica soportamos o sustentamos el tema de la iluminación, al menos del área perimetral, pero lo que es toda la parte interna como puestos de seguridad, pabellones y oficinas se encuentran sin fluido eléctrico".

Lea también: Madre de familia asesinó a sus dos hijos recién nacidos en Angostura, Antioquia

Entre tanto, el dragoneante aseguró que técnicos de Empresas Públicas de Medellín, EPM, ya visitaron la cárcel para encontrarle solución al problema, pero el daño es tan grave que no pudieron identificarlo.

"Le pedimos a la población privada de la libertad que tenga paciencia frente al tema, toda ves que es necesario identificar el sitio exacto del daño para poder subsanarlo y así poder y así retomar el servicio eléctrico. La situación se sale de las manos, hasta los mismos ingenieros de EPM revisar el daño pero no lo identificaron, así que el asunto es complicado". 

Le puede interesar: Combos de Bello entrenan a niños y adolescentes para asesinar, denunciaron autoridades

En la cárcel Bellavista hay 3 mil 500 internos privados de la libertad, lo que representa un hacinamiento del 120 por ciento. El pabellón dos fue demolido, mientras que los pabellones uno y cuatro también desaparecerán por fallas en su infraestructura.

Por ahora, no hay una hora exacta en la que funcionaría nuevamente el servicio de energía. Los internos y funcionarios están a la espera de la identificación del daño para volver a tener luz en la cárcel.