Periodistas
Periodistas
Foto: Ingimage.
8 Mayo 2019 07:37 AM

Denuncian "señalamientos" a periodistas por cubrimiento de violencia en Bello

Johanna
Ramírez Gil
@johannarami
Las autoridades ya tienen conocimiento de los "señalamientos", según el periódico.
En su editorial impreso de este miércoles 8 de mayo, titulado: "Bello: estado crítico", El Colombiano denunció que un equipo periodístico fue víctima de "señalamientos" por el cubrimiento de los recientes hechos violentos en este municipio del Norte del Valle de Aburrá, donde hay una confrontación entre las bandas 'Pachelly', 'El Mesa' y 'Niquía-Camacol'.
 
 
La casa editorial de El Colombiano y Q' Hubo, los dos principales periódicos de Antioquia,  aseguró que la Unidad Nacional de Protección (UNP) y la Policía ya tienen conocimiento de la "situación", que aumenta la tensión en Bello, donde 51 personas han sido asesinadas este año y constantemente circulan panfletos amenazantes.
 
 
El medio de comunicación agregó que el cubrimiento que han hecho los periodistas a la difícil situación de orden público en esta localidad, "ha sido señalada de parcialidades inexistentes". Reiteró que el deber de los  reporteros escritos y gráficos es  tomar partido "solo por la verdad" y el registro" riguroso de los conflictos".
 

Fragmento del editorial 

"(...)Los constantes ataques y amenazas, dados los choques entre las bandas Pachelly, de un lado, y El Mesa y Niquía, del otro, producen confinamiento y zozobra permanentes. Estar en el lugar equivocado al momento de una balacera, ser señalados de dar información a cualquier bando, negarse a servir a los intereses de algún grupo, son riesgos que la gente busca esquivar.

La cobertura informativa de medios como EL COLOMBIANO y Q’HUBO, también ha sido señalada de parcialidades inexistentes, porque es claro el deber de reporteros escritos y gráficos de tomar partido solo por la verdad, el registro riguroso de los conflictos y problemas y la búsqueda de soluciones y de bienestar para la comunidad bellanita.

Las tensiones recientes en Bello llevaron incluso a señalamientos contra un equipo periodístico de esta casa editorial, situación que ya está en conocimiento de la Unidad Nacional de Protección (UNP) y de la misma Policía. Nuestro deber es y será informar con independencia, de manera imparcial y oportuna, sobre la gravísima crisis en Bello (...)".