Ituango, Norte de Antioquia.
Ituango, Norte de Antioquia.
Cortesía: Alcaldía de Ituango.
19 Mayo 2020 01:07 PM

Denuncian amenazas de muerte a excombatientes y comunidades en Ituango, Antioquia

Maira
Arbeláez Camaño
@maiarbe
En Medellín permanecen 35 exguerrilleros que se desplazaron de ese municipio del Norte del departamento por amenazas.

El Partido Político Farc denunció amenazas de muerte en contra de los excombatientes del Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación, (Etcr), de la vereda Santa Lucía en Ituango, Norte de Antioquia, así como a las comunidades aledañas al sector, quienes están en alto riesgo de desplazamiento. 

El representante a la Cámara por el Partido Farc, Ómar Restrepo, confirmó que las amenazas fueron realizadas por actores armados ilegales que delinquen en la zona, quienes les dieron siete días para abandonar el territorio. 

En Medellín permanecen 35 exguerrilleros que se desplazaron de ese municipio por temor a ser asesinados. A la fecha, doce excombatientes han perdido la vida en hechos violentos en Ituango.

"Las amenazas consisten en que se tienen que ir en un tiempo máximo de siete días, pues de lo contrario no responden por sus vidas. Estas amenazas han sido frecuentes en esa región hacia los compañeros que están en proceso de reincorporación. En Medellín hay 35 compañeros desplazados de esa zona por intimidaciones".

Lea también: Mineducación da pistas de cómo podría ser el regreso a los jardines y colegios

 

En un comunicado, el Partido Farc destacó que esta advertencia pone en un mayor riesgo a los excombatientes que están en proceso de reincorporación y que están siendo víctimas de atentados, homicidios y amenazas desde que se asentaron en el territorio.

Recordemos que la semana pasada, grupos ilegales obligaron a cerca de cien campesinos que habitan el caserío de Santa Lucía a desplazarse, quienes se refugiarse en ese Etcr, donde recibieron techo y alimentación. 

Le puede interesar: Motociclista que violó la cuarentena provocó una asonada en Medellín

En la zona permanecen la Policía y el Ejército para garantizar la seguridad de los exguerrilleros y la comunidad en general. Sin embargo, el miedo persiste y piden ayudas humanitarias urgentes a los gobiernos Nacional y Departamental para evitar más atentados contra la comunidad.