Rosalynn McGinnis
Rosalynn McGinnis
Foto Twitter
1 Jun 2020 02:28 PM

Su padrastro la mantuvo secuestra durante 20 años y la obligó a tener nueve hijos

Yurby
Calderón
@Yur_cald
El hombre la raptó para vengarse de su madre.

Como sacada de una película de terror, así fue la vida de una mujer que fue secuestrada por su padrastro cuando apenas era una niña, manteniéndola en cautiverio por dos décadas entre Estados Unidos y México.  

La trágica historia de Rosalynn McGinnis comenzó en el año 1995 cuando ella tenía diez años y la pareja de su madre, Henri Michelle Piette, de 42 años, comenzó a abusarla sexualmente y a agredir físicamente a su madre.  

La mamá de Rosalynn no hizo nada durante dos años, hasta que un día decidió finalizar su relación con Piette, pero él decidió vengarse. El 31 de enero de 1997, fue a la escuela de la niña y la secuestró cuando salía del edificio.  

Lea también: "Lorena, te estamos escuchando", estudiante deja micrófono abierto mientras tiene sexo en plena clase virtual

Henri Michelle Piette
Henri Michelle Piette
Foto Twitter

La madre de la menor puso la denuncia apenas se enteró lo que había ocurrido, pero el malvado Henri se fue con McGinnis hasta Waggoner en Oklahoma y realizó una boda falsa para así enviarle un mensaje claro a su expareja: la niña le pertenecía ‘legalmente’. 

Piette continuó violando a Rosalynn y ese abuso se prolongó durante toda su terrible experiencia. Viajaron por los Estados Unidos, a través de los estados de Texas, Montana, Idaho, Nuevo México, Arizona, hasta que intentaron desaparecer en México. 

Lea además: En Ebéjico, Antioquia, hicieron un concurso de belleza pese a aislamiento

El hombre hizo todo lo posible para mantenerlos a ambos bajo el radar. Le cambió la apariencia la niña, pintando su cabello y obligándola a usar gafas, además de usar varias identificaciones.  

En 2000, cuando ella tenía solo 15 años tuvo el primer hijo de Piette, pero ya había abortado dos años antes. Con el pasar de los años la mujer dio a luz ocho veces más.  

Henri Michelle Piette y su familia en cautiverio
Henri Michelle Piette y su familia en cautiverio
Foto Twitter

Durante esos 20 años, la adolescente creció y continuó siendo abusada física y sexualmente por su captor. Los hijos de Rosalynn sabían que su padre era abusivo, pero no tenían idea de que su madre había sido secuestrada y vivía en cautiverio. 

Cuando ella cumplió los 18 años, el secuestrador la llevó hasta una estación de policía y la obligó a decir que se había escapado cuando era niña, esto con la intensión de que la sacaran de los registros de persona desaparecida. Pero, para asegurarse de que la mujer regresaría con él, Piette se quedó afuera junto a tres de sus hijos, y le aseguró que si lo denunciaba él se escaparía con ellos y nos los volvería a ver.  

A principios de 2016, Rosalynn tenía 32 años. Su hijo mayor tenía 17 años y el menor tenía cuatro años y se instalaron en Oaxaca, México. Un día, Herri fue con ella a un supermercado a comprar algo de alimentos, pero él la esperó en la entrada, y mientras ella hacia la fila para pagar, una pareja que estaba adelante notó que algo raro pasaba. Comenzaron a hacerles preguntas y se percataron que la mujer estaba atrapada en una relación abusiva.  

Más información: Casi se matan a puñaladas en una riña en el barrio Robledo

Piette sabía que la pareja se había dado cuenta de que algo andaba mal y obligó a su familia cautiva a mudarse de lugar, pero esas personas lograron ubicarlos rápidamente y cuando pudieron se acercaron a Rosalynn y le hicieron saber que la ayudarían a escapar.  

Un día cuando el hombre estaba completamente borracho e inconsciente, la pobre mujer tomó a sus hijos y huyó.  

Un año después Henri Michelle fue detenido en Dallas y en 2019, el caso finalmente llegó a juicio. En junio de ese año, Piette, que ahora tiene 63 años, fue declarada culpable de secuestro con la intención de participar en un acto sexual con una menor. 

En febrero de este año, fue sentenciado a cadena perpetua. 

Fuente
Sistema Integrado Digital