Crónica: Los últimos minutos de alias “Paco”, cabecilla de la temible banda del 12 de octubre de Medellín
Crónica: Los últimos minutos de alias “Paco”, cabecilla de la temible banda del 12 de octubre de Medellín
Policía
28 Abr 2023 09:32 AM

Crónica: Los últimos minutos de alias “Paco”, cabecilla de la temible banda del 12 de octubre de Medellín

Diego Alejandro
Escobar Calle
@escobarc30
La Inteligencia de la policía narró los últimos instantes antes de su captura en el occidente de la ciudad

Como las manecillas de un reloj suizo debía funcionar el operativo liderado por la inteligencia de la policía de Medellín contra uno de los principales cabecillas de las estructuras criminales de la ciudad. 

Y es que 6 meses de investigación no podía terminar con un error o una equivocación. La concentración era absoluta, la adrenalina corría por la sangre y los ojos de por lo menos 25 uniformados estaban enfocados en un solo objetivo. Todos tenían en su mente capturar a David Jaramillo Rivera, alias Paco, presunto cabecilla de la banda criminal del 12 de octubre, responsable de varios delitos en una comunidad extensa, conformada por diez barrios y con una población que superaba los 192 mil personas. 

Lea también: Extraditable murió en extrañas circunstancias en el bunker de la Fiscalía de Medellín

Así lo manifestó uno de los uniformados quien participó de principio a fin en esta investigación. Por obviar razones no damos su nombre, Aseguró que esa noche no se pudo dormir, no era el miedo por lo que podía pasar, solo era por los tramites que debía desarrollar ante la Fiscalía. No era el primer cabecilla que iba a capturar. Echarle “guante” a paco era cuestión de minutos. 

Más información: Aparatoso accidente de tránsito dejó una joven de 19 años muerta en la autopista Medellín-Bogotá

Se debía tener toda la cautela, claro, alias “paco” era un hombre camaleónico, capaz de escabullirse en un cerrar y abrir de ojos. La información de inteligencia apuntaba dos sitios. Uno de ellos un “pen hause”, que de manera paradójica estaba ubicado cerca de la Cuarta Brigada del Ejército. El otro sitio era un local abierto al público. 

Todo estaba listo, el objetivo ya estaba a la vista. Se dio la señal y esas manecillas de ese reloj funcionó de manera adecuada. Como aquel tigre que persigue a la presa, los uniformados fueron detrás de Jaramillo Rivera. 

El objetivo se logró, este hombre que era temido en una comunidad fue capturado. Sus 20 años de vida delictiva quedó reducido en un momento. NO era un hombre cualquiera, en el mundo de la criminalidad, cumplía todos los requisitos. Los tentáculos de alias “paco” sobrepasaba los muros de la comuna seis de la ciudad. las investigaciones demostraban que esta persona lideraba el tráfico de estupefacientes y extorsión en Bello y Barbosa, en la actualidad tendría conexiones con grupos delincuenciales de narcotráfico en Cali y con las Autodefensas Gaitanistas de Colombia para el transporte de cocaína hacia los puertos de Cartagena y Barranquilla. Y es que con este historial no era un hombre cualquiera 

Solo faltaba los elementos materiales probatorios recopilados por más de seis meses para que un juez de control de garantías lo enviara para la cárcel. Las pruebas eran contundentes y fue enviado a prisión. La labor del investigador se cumplió. Según el investigador su función no termina allí. Ya sus labores van encaminadas a perseguir otras estructuras 

Ahora el investigador va para su casa, él dice que duerme tranquilo. Su sentido de patria y sacar de las calles aquellos que hacen daño a la sociedad es su mayor orgullo. Ya alias “Paco” quedó atrás, en la mira de este hombre están otros delincuentes, incluso más peligrosos, sin embargo, el miedo no existe. Su labor de incógnita es lo que más aprecia y que desea realizar a la perfección como un reloj suizo.