Menores afuera de un colegio de Ibagué.
Menores afuera de un colegio de Ibagué.
Suministrada
6 Mar 2020 11:29 AM

No les permitieron ingresar al colegio y recibieron clase desde la ventana

María Alejandra
Rodríguez Forero
@MaRodriguezF_
Al parecer, no les permitieron el ingreso al colegio a los menores porque llegaron tarde.

Unas fotografías que circularon en redes sociales de dos menores de edad a las afueras de la sede de la institución educativa, San Cayetano de Alberto Santofimio Caicedo en Ibagué, en las que se ve a los niños  recibiendo clases por una ventana, generaron indignación en la capital del Tolima. 

A los pequeños estudiantes no les permitieron ingresar inicialmente al plantel educativo por llegar tarde. Por ese motivo fueron fotografiados sentados en un andén tomando apuntes en sus cuadernos. 

Lea también : Denuncian discriminación religiosa en instituciones educativas del Tolima.

Jenny Carolina Mesa Peña, secretaria de Educación de Ibagué dijo que una vez se conoció el caso se requirieron a las directivas de la institución para que brindaran una explicación sobre el incidente que se registró en la mañana de este jueves. 

La jefe de la cartera manifestó que el rector  “menciona que en ningún momento los niños recibieron clase desde la ventana. Lo que sucedió es que llegaron tarde y cuando se cerró la puerta los chiquillos se pusieron a adelantar unas tareas y ahí fueron tomados por las cámaras”. 

Afirma Mesa Peña, que pasados algunos minutos de la primera hora de clase, los menores pudieron ingresar con normalidad a las instalaciones para continuar con la jornada académica durante el día. 

Estos eventos no pueden ocurrir, los alumnos no pueden quedarse por fuera de la institución. Así lleguen tarde se debe permitir el ingreso y hacer todo el procedimiento disciplinario de registro en el observador”, agregó la Secretaria. 

Le podría interesar : Cundinamarca: capturan a diez hombres por abuso sexual a menores de edad.

Además de tomar estos correctivos en el Alberto Santofimio, se realizará una reunión con los padres de familia para que ellos se comprometan con el cumplimiento de los horarios, teniendo en cuenta que este tipo de situaciones pueden poner en riesgo la seguridad de los estudiantes.