Fernando Uribe
Fernando Uribe con la camiseta de Atlético Nacional.
Colprensa
24 Jul 2021 05:22 PM

Nuevo comunicado de Cortuluá en el caso de Fernando Uribe con Nacional 

Carolina
Castellanos
@Carito1929
El equipo verdolaga no ha podido inscribir jugadores para este semestre.

Este sábado 24 de julio Cortuluá publicó en sus redes sociales un nuevo comunicado con relación al caso que enfrenta actualmente contra Atlético Nacional por el dinero que reclaman de un pasado fichaje del delantero Fernando Uribe, quien actualmente milita en Millonarios.

Lea también: Colombiano Julio Arce regresó a la UFC con tremendo triunfo por nocaut

El equipo vallecaucano aseguró que la única manera, para ellos, de terminar con este proceso es que Nacional cancele los 5 millones de dólares que están pactados en el contrato firmado, en su momento, por las dos partes.

Este es el comunicado completo de Cortuluá. 

A los hinchas y aficionados del fútbol en Colombia. A los medios de comunicación, periodistas y opinión pública:

Ante la forma abrumadora como  Atlético Nacional acudió a los medios de comunicación para decir que no pagará las deudas que tiene con Cortuluá en relación al jugador Fernando Uribe, nos vemos en la obligación de aclarar lo siguiente:

1. Es sabido por todos que Atlético Nacional está respaldado por uno de los grupos económicos más grandes de Colombia, el Grupo Organización Ardila Lulle. Además, nadie niega su trascendencia para el fútbol patrio siendo campeón de torneos nacionales e internacionales incluyendo la Copa Libertadores. En ese sentido, no puede ahora asumir el papel de víctima indefensa y negarse a cumplir con sus obligaciones. Al contrario, en este caso el agraviado es y seguirá siendo Cortuluá.

2. En el evento tan publicitado se produjo un debate ante los tribunales deportivos competentes por el incumplimiento de Atlético Nacional de obligaciones pactadas firmadas voluntariamente por las partes. Ante las evidencias probatorias y la majestad de los fallos producidos, Atlético Nacional  ha pretendido devolver todo lo juzgado y fallado vendiendo la peregrina argumentación de abogado de baranda de que “¿cómo es posible que Cortuluá cobre una transferencia que no se dio?”. Eso es simplificar mediáticamente un caso en el que no solo hubo una fuerte disputa legal sino que además fue resuelto a favor de Cortuluá en ambas instancias en la jurisdicción deportiva a nivel nacional en comisiones que cuentan con importantes abogados especializados en el tema dentro de sus filas como lo son la DIMAYOR y la FCF y, adicionalmente en instancias internacionales como lo es el Tribunal Federal Suizo, estatutariamente reconocido por la FIFA y el TAS pero tan ignorado por Atlético Nacional.

3. Lo obvio e irrefutable es que Atlético Nacional INCUMPLIÓ las obligaciones que decían los contratos que firmó con Cortuluá. Los contratos de transferencia de jugadores imponen obligaciones para las partes. Si Atlético Nacional firmó un contrato que no podía cumplir ¿para qué lo firmó? No pueden venir ahora a quejarse por los errores que ellos mismos cometieron.

4. Durante los procesos adelantados y a partir del año 2014 hasta la fecha, Cortuluá contactó a Atlético Nacional en distintas oportunidades para negociar pero no hubo voluntad de arreglo. La respuesta de Atlético Nacional siempre fue grosera, altanera y prepotente. Sabiéndose los fuertes de la partida siempre quisieron intimidar y amedrentar a Cortuluá como incluso lo siguen haciendo ahora con sus comunicados de prensa, ruedas de prensa y declaraciones altisonantes del abogado que ha tomado su vocería.

 5. Atlético Nacional siempre contó con asesoramiento y representación legal de alto nivel tanto durante la redacción de los contratos en disputa como ante la DIMAYOR, la FCF, el TAS y el Tribunal Federal Suizo.

 6, Resulta por lo menos grotesco cuando no ofensivo, que después de todos estos años de disputas, de litigios y de conflictos, ahora Atlético Nacional se niegue a pagar el monto al que ha sido condenado. Atlético Nacional fue vencido probatoria y argumentativamente ante las jurisdicciones deportivas tanto a nivel nacional como a nivel internacional. Atlético Nacional tuvo las oportunidades legales para defenderse, contradecir y probar sus argumentos, ahora no puede desconocer los reglamentos a los que ellos mismos se acogieron. Es muy claro entonces que el fallo que Cortuluá pretende hacer valer, está respaldado y sustentado por la jurisdicción deportiva nacional e internacional.

7. Respetamos el derecho que todo colombiano tiene de acudir a una tutela cuando siente vulnerado sus derechos, pero  es absurdo que Atlético Nacional utilice a sus jugadores para presentar tutelas contra la Dimayor que obviamente buscan dilatar cuando no entorpecer y evadir una obligación que es del club, no de quienes acuden a la tutela. Esto lo decimos con toda la responsabilidad del caso. Las tutelas presentadas por los jugadores fueron aparentemente redactadas por Atlético Nacional; de otra forma no se explica cómo es que todos pusieron como correo de notificación un correo con dominio institucional de Atlético Nacional. Tampoco resulta explicable  cómo los jugadores tuvieron acceso a documentos que son confidenciales de Atlético Nacional. Todo indica pues que es Nacional a través de sus jugadores que demanda a la Dimayor.

Lea también: Otra vez le ordenan a Gabriel Camargo que se disculpe con el fútbol femenino

8. Finalmente sepan los seguidores del fútbol y la opinión pública que seguiremos haciendo valer los derechos de nuestra institución en todo momento respetando las normas y procedimientos del fútbol colombiano en cabeza de la Federación Colombiana de Fútbol. Que la Ley está de nuestro lado y que si bien estamos dispuestos a seguir conversando y acercarnos a una negociación, no permitiremos que se siga tergiversando la verdad y se ponga en tela de juicio los derechos adquiridos a favor de la institución utilizando la evidente posición dominante que  en materia económica y mediática tiene Atlético Nacional para apabullarnos.

Nos sobra corazón para seguir luchando por los intereses de nuestro equipo. Así que seguiremos hasta el final buscando obtener el pago de lo que por derecho nos corresponde.